(Foto: Pixabay)

Según CHEQ, empresa de ciberseguridad, el 25% de los ‘influencers’ que abundan solo tienen seguidores ‘fantasmas’.

En los últimos 5 años, varios actores, celebrities, músicos, entre otras personalidades han alcanzado una cercanía importante con su público gracias al impacto de las redes sociales. De a pocos, han ido sumando una gruesa cantidad de seguidores a los que alimentan con contenido propio y también con activaciones o productos que distintas marcas les propician para difundir. A ellos se les conoce popularmente como ‘influencers’.  

Pero, ¿realmente todos los usuarios que se alojan en Facebook o Instagram influencian y tienen llegada a la cantidad enorme de seguidores que tienen? La respuesta es no y muchas empresas pierden grandes cantidades de dinero confiando solo en el número de seguidores sin tomar en cuenta el valor que tiene el engagement.

Un estudio elaborado por CHEQ, empresa enfocada en brindar ciberseguridad, el 15% del presupuesto que las marca destinan para contratar influencers termina en manos de estafadores o usuarios que el grueso de sus seguidores son falsos. Sí, adquiridos mediante compras de ‘followers’ en diferentes páginas que ofrecen este servicio. Según las estimaciones de esta empresa, el presente 2019 cerrará con pérdidas superiores a los 1.300 millones de dólares en estos falsos influencers. 

CHEQ además estima que el 25% de los influencers que abundan en las redes sociales solo cuentan con seguidores falsos. Pero, ¿cómo se pueden identificar estos perfiles? En Google podemos encontrar diferentes herramientas que se enfocan en elaborar completas auditorías con el objetivo de revelar veracidad. Por ejemplo, se puede trabajar con algunas de estas como: SocialRank, Twitteraudit, ManageFlitter, FakeCheck, entre otras. 

Otra solución a corto plazo es la elaboración de una sólida estrategia digital y una identidad de marca sostenible en el tiempo. Ambos servicios son proporcionados a gran escala en Brand Wash & Solutions y se enfocan en el desarrollo de un concepto, desde el nombre, hasta su desarrollo independientemente en el mercado empresarial. No dejes de pasar esta oportunidad y empieza a darle un giro a tu planteamiento de marca para evitar, justamente, fraudes desmedidos.